Cuando tu hogar es la calle

Cuando tu hogar es la calle

Cuantas veces te has cruzado un vagabundo o incluso te lo has encontrado durmiendo dentro de una sucursal de un banco, ¿Que sensación sientes cuando ves uno?.
Cuantas veces te has preguntado ¿que circunstancias le han llevado a estar en esa situación?

Conocidos también como indigentes o excluidos sociales, la definición en wikipedia se refiere a una persona holgazana u ociosa que anda errante de una parte a otra, sin tener oficio ni domicilio determinado.
Esta es una imagen típica de la literatura castellana que ha dado muchos vagabundos pícaros que no tienen nada que ver con los sin techo que hoy viven en las grandes ciudades.

Realmente los motivos que han podido llevar a esta situación pueden ser múltiples: Vicios llevados al límite, la crisis que nos acecha hoy en día, la pérdida de familiares, algún echo que les ha echo perder el norte, etc. Y me pregunto…
¿No tienen a nadie a quien recurrir o son ellos mismos los que se han aislado socialmente?
Evidentemente que cada caso es un mundo y cada individuo tiene una historia.

Recientemente me encontré con el caso de un señor de 70 años que me explicó la suya.
Hacia justo 4 años que a su mujer le detectaron una enfermedad muy grave, y él optó por “dejar de lado su empresa” por intentar por todos los medios salvar a su mujer. Me explicaba entre lágrimas que hacia 2 años, las dos cosas mas importantes de su vida, que eran su esposa y su empresa, morían a la misma vez.

Ante la pérdida de su compañera se sumió en una profunda depresión que lo llevó a la ruina económica. Habiéndolo perdido todo, poco le importaba que le podia pasar. Pagó a sus empleados, dejó que le embargaran las propiedades y deambuló vagabundo sin rumbo por las calles de Barcelona, tal vez buscando un hogar y una vida que ya no tenía.
¿Que pasaría si un día desaparece todo por lo que has luchado en la vida?.
Gracias a un buen amigo, hoy tiene cobijo y ha podido tener un hogar en el campo, pero creédme, es duro ver a alguien de mas o menos de la edad de tu padre derrumbarse a lágrimas explicando su historia.

Esto me hizo recordar un día que cogí el metro de Plaza Cataluña, que ví tambien a un antiguo cliente durmiendo entre cartones. Este tipo de situaciones, te hace pensar que pasamos por delante de ellos sin percibir su existencia, y tal vez puede ser un familiar, un amigo, un vecino o incluso tu misma si la vida te lleva al límite.
¿Alguna vez has visto alguno o tal vez no lo has querido ver?

Cuando nos quejamos ¿Somos conscientes de lo privilegiados que somos? Reflexionad sobre vuestro estado actual, si realmente teneis lo principal en vuestra vida. A veces no nos damos cuenta que las cosas sencillas son realmente las mas importantes, de la importancia de creer en ti mismo, encontrar tu centro y no permitir que nada te desastibilice. Aunque las circunstancias te sean adversas, hay que tener fe y confianza que de todas las situaciones por duras que sean tienen solución.

Cuando el hogar es la calle,
te conviertes en un alma invisible de día,
de noche, los cartones y las estrellas son tu cobijo,
y la indiferencia tu compañía.

Cuando el hogar es la calle,
tu mirada se inunda de melancolía,
consciente que pasas inadvertido para la gente
y recordando cuando tenía un rumbo tu vida.

Lur García

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cuando tu hogar es la calle

  1. I’m regularly to blogging and i actually appreciate your content. The article has honestly peaks my interest. I am going to bookmark your webpage and keep checking for new specifics.

    nfl jerseys

    http://cheapchinajordans.talk4fun.net/

  2. Pingback: payday loans

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *